Accidentes Fatales en la Línea del Deber.


Una noche lluviosa de noviembre, un policía de 38 años de edad y con menos de 12 años de servicio fue asignado sólo al patrullaje preventivo de un sector. Recibió por radio una llamada para asistir a otro agente asignado a la vigilancia de las escuelas de la localidad. Este oficial había visto a un individuo sospechoso en el interior de la esuela y ya había escucha sonar la alarma aunque en días lluviosos frecuentemente se activaba.

La lluvia de esa noche era la primera que se recibía después de una larga sequía  y el pavimento de las calles estaba muy resbaloso.

El primer policía activó la sirena del vehículo oficial y se dirigió rápidamente a la escuela, y en una de las curvas de la sinuosa carretera perdió el control del volante, patinando los neumáticos sobre la brea mojada y yendo a impactar a un árbol. Nunca llegó a la escuela, murió con el impacto. Personal de Rescate tardó horas en cortar los aceros torcidos del vehículo y sacar el cadáver del patrullero.

La investigación estimó que éste conducía a más de 50 millas por hora y aunque estaba dentro de los parámetros y límites de velocidad establecida, la misma no era segura por las condiciones existentes en la carretera.

 
La muerte del oficial fue un incidente traumático y una pérdida irreparable para el Cuerpo Policial, sus compañeros, familiares y la comunidad. Desafortunadamente este tipo de incidente no es aislado y estadísticas reflejan que estas fatalidades se han incrementado a través de todos los Estados Unidos. En las pasadas décadas miles de oficiales han muerto por accidentes en el trabajo y estas muertes sobrepasan el número de asesinatos de policías. (Adaptación y traducción de Artículo - Revista FBI)

 

¡REFLEXIONEMOS!

 

PREVENCIÓN DE ACCIDENTES EN LAS CARRETERAS


En nuestras carreteras (Puerto Rico) ocurren anualmente un promedio de 120 mil,  choques de tránsito. A consecuencia de estos, mueren más o menos unas 600 personas y resultan lesionados alrededor de 55 mil. La mayoría de estas muertes son provocadas por los siguientes factores, aunque no necesariamente en este orden:

·       Conducir en exceso de velocidad

·       Conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas.

·       Caminar por las calles negligentemente o bajo los efectos del alcohol y las drogas.

·       Caminar o utilizar bicicletas en áreas restringidas haciendo caso omiso a las indicaciones del tránsito.

·       Una conducta descortés y negligente en las vías de tránsito.

·       Desconocimiento de las reglas de seguridad.

En cierta ocasión patrullaba por la autopista y veo que se acerca un vehículo con las luces delanteras al máximo, el conductor desacelera la marcha del mismo pero continúa con el “full” de las luces, prendo el biombo de la patrulla, pero continúa con la luz larga o “full”, lo detengo y cuando le pido la licencia de conducir me dice que no tiene. Hay me doy cuenta del desconocimiento que tenía este ciudadano sobre los aspectos más sencillos de la ley.

Así las cosas, le di la oportunidad de que sacara la licencia de aprendizaje y me llevara la muestra en las próximas dos semanas. A las dos semanas regresó con su hermano y me dijo: “Mire sargento” mostrándome un cartapacio “aquí están los papeles pero me colgué”, le dije un poco entre risas: “mira muchacho… tómate dos semanas más, sin ninguna presión” finalmente sacó la licencia de aprendizaje.

La inobservancia de la ley en infracciones como esta, por sencillas que parezcan son fundamentales a la hora de un accidente…ciertamente las luces en alta intensidad interfieren en la visión de los otros conductores ¿ o no?

Por otro lado, se puede ver a algunas personas, que no les gusta ponerse el cinturón en las mañanas cuando van a trabajar “porque se les estruja la camisa”… acaso prefieren que se les estruje la vida.

El cinturón salva vidas y de eso no debe caber la menor duda.

Nosotros los conductores somos responsables por todas las personas que transportamos en nuestros vehículos, por eso es al conductor a quien se multa si el pasajero no lleva el cinturón. Es una obligación moral del conductor de un vehículo.

Los asientos protectores para bebes es recomendable que sea instalado adecuadamente, vaya donde el Cuerpo de Bomberos, Emergencias Médicas o el cuartel más cercano para que este sea inspeccionado.

En cuanto a la obligación de los transeúntes es deber del peatón caminar siempre a la defensiva o de frente al tránsito, caminar con ropa de colores claros en la noche, asegurarse de que los conductores lo están viendo cuando se vaya a hacer una maniobra como cruzar la calle.

En Resumen:

La policía en su llamado de proteger a vidas y propiedades se ve en la obligación de desarrollar campañas de orientación, pero también no es menos cierto que a pesar de esto se hace necesario desarrollar intervenciones activas para velar por el fiel cumplimiento de las indicaciones de la Ley de Tránsito. Las multas por exceso de velocidad y los arrestos por embriaguez disuaden a los ciudadanos de cometer ciertas infracciones que resultarían el la pérdida de más vidas puertorriqueñas.

Las heridas emocionales a los familiares de las víctimas y a los conductores involucrados son las más difíciles de sanar.

Si necesita información adicional no vacile en visitar las Divisiones de Tránsito o Autopistas de nuestra Policía de Puerto Rico.

 

Énfasis para un Control de la Brutalidad Policiaca


 

Hace bastante tiempo que se viene auscultando el que componentes de la comunidad civil se hagan cargo de las investigaciones administrativas de los miembros de la policía que envuelven brutalidad policial y/o violación de los derechos civiles. Ciertamente el procedimiento administrativo de las agencias de seguridad que incluye la policía estatal, municipal, oficiales de corrección entre otros no ha sido lo suficientemente efectiva en lograr disuadir a aquellos que fueron llamados a velar por los derechos ciudadanos y llegan a cometer actos so color de autoridad o conducta impropia.

La deficiencia administrativa que comienza desde el mismo reclutamiento ha permitido que elementos que obran al ras con la ley " hoy vistan el uniforme Azul", que miles llevan y han llevado con orgullo y honra. El procedimiento establecido para atender las querellas administrativas resulta aceptable; desde el punto de vista de la investigación de los hechos, pero el procedimiento para la adjudicación del caso es tan morosa que se han podido evidenciar casos que se resuelven hasta ocho años más tarde de ocurridos los hechos que motivaron la querella. La División Legal de la Policía tiene a su haber miles de casos en estibas pendientes de trámite: archivos, orientaciones, amonestaciones, suspensiones de empleo, suspensiones sumarias, y expulsiones... a esto se le suman las reconsideraciones, conmutaciones de castigos o demandas de los propios agentes y de la ciudadanía.

Por otro lado; en el caso de la Policía Estatal, las Divisiones de Investigaciones Administrativas donde se radican las querellas contra los agentes las mismas están ubicadas en su mayoría en las propias Comandancias de Área, donde el ciudadano afectado tiene que confrontarse con la indiferencia de los miembros de la fuerza, que ven con repelillo al ciudadano que presenta la querella contra su “compañero”, siendo en ocasiones víctimas de coacción e intimidación de parte de los propios agentes querellados.

Siendo esto lo que nos ocupa es vitalmente importante reseñar que en ocaciones los propios oficiales investigadores han respondido a las presiones de sus superiores en las Comandancias, para ocultar, engavetar o disponer favorablemente; en perjuicio del ciudadano, las querellas que se presentan en contra de sus protegidos.
 
Veamos el siguiente punto: Si las Divisiones de Conducta Profesional o Integridad Pública, o la propia Superintendencia que las cobija, fueran entes independientes que no estuviesen sujetas a los vejámenes del los administradores, como es el caso de la Policía, que se encuentran subordinadas al Superintendente de la Policía y en algunos momentos han estado a la merced de los Comandantes de Region o Area, y que estas fueran atachadas al Departamento de Justicia con nexos a la Comisión de Derechos de Derechos Civiles seguramente tendríamos una mejor herramienta con la que estaríamos más cerca de la finalidad que propende fomentar la confianza de la ciudadanía en la Policía.

Aunque en la actualidad estas divisiones funcionan con limitada autonomía lo cierto es que en el correr de los tiempos han sido tocadas por los servicios operacionales, que ciertamente son función de la policía pero crea un una variante inestable entre el empleado que está siendo investigado o será investigado por sus actos y el Oficial que lo investigará. 

Si la División Legal fluyera de una manera más ágil las resoluciones estancadas en los casos que ya han sido investigados por la Agencia, sería más efectiva la aplicación de una medida disciplinaria, si se estableciera una División Legal en la propia Superintendencia que investiga y cuya recomendación directa fuera a la firma del Superintendente, también ayudaría a agilizar el procedimiento administrativo.

Otro escollo que representa un retraso burocrático en las investigaciones administrativas; que tienen el fin de conocer la verdad de los hechos, adjudicar conforme al derecho administrativo las faltas al reglamento y recomendar sanción, lo es las funciones dobles que realizan las Divisiones de Asuntos Internos ya que estos sólo fungen de testigos de cargos; cuando se imputa una falta a equis un empleado ante la Agencia, en las propias investigaciones administrativas que realiza. Si por ejemplo: en un caso donde se impute uso indebido de la tarjeta para despacho de combustibe a los vehículos del gobierno que haya sido referido a ambas divisiones, los de Asuntos Internos investigan con a misma profundidad que los de Investigaciones Administrativas y al final del camino la primera dice en su informe que luego de probados los hechos se recomienda la investigación administrativa, ¿no es patente la duplicidad de trabajo?

Estas divisiones de Asuntos Internos hacen un excelente trabajo y su trabajo es muy necesario para establecer controles, pero sería ideal que estos, al final de la investigación donde exista evidencia de violación a las leyes penales y especiales del país, levanten un expediente de denuncia que puedan someter el caso ellos mismos en los Tribunales.

El modelo diseñado actualmente no permite eso, y no hay unas guías claras cuando esto sucede en el curso de una investigación administrativa percé que es llevada a efecto por las Divisiones de Investigaciones Administrativas, unas guías para referir al Departamento de Justicia Estatal o Federal, a Ética Gubernamental, o a la propia policía si fuera el caso. Es por ello que debe haber congruencia entre las funciones que se realizan; quizás creado una unidad de estos esfuerzos combinados en un único ente que evite esta duplicidad de trabajo.

Para poder lograr un mejor control de las actuaciones policiales impropias o ilegales, en la marcha se pueden establecer otros mecanismos de los cuales se ha hablado en diferentes foros como es el caso de los Centros de Mediación en los casos de algunas faltas al reglamento. Un ejemplo de esto es el caso donde por primera vez se reporta un alegado maltrato verbal donde incluso el ciudadano pudiera recurrir al Tribunal a raíz de una posible Alteración a la Paz pero éste decide recurrir al foro administrativo y allí pueda tener la oportunidad de el agente querellado se disculpe por sus actos, pero esto tiene que ser por un acuerdo entre las partes porque del otro lado está el empleado al cual tiene que garantizársele el debido proceso, por eso este mecanismo sugerido debe ser un acuerdo entre las partes sin que ello constituya una acción adversa como sería una investigación administrativa en su contra.

Para concluir hago énfasis en que el procedimiento de investigación administrativa debe ser más independiente la administración de la Agencia y accesible a la comunidad, que deben consolidarse los esfuerzos de las Divisiones de Investigaciones Administrativas, Asuntos Internos y la División Legal de la Policía entre el Departamento de Justicia y la propia comunidad representada en la Comisión de Derechos Civiles u otros foros, para atacar el mal que representa la brutalidad policiaca y la violación de los derechos ciudadanos, de manera que se agilicen los procedimientos para que las sanciones surtan el efecto de minimizar o erradicar la conducta impropia e ilegal de los agentes, o se puedan encausar adecuadamente los implicados ante el rigor de la justicia para que finalmente podamos vivir en un Puerto Rico mejor.

Cuando el honor se antepone a la honestidad





De primera intención el título dado al presente escrito sugiere que se trata de una plena ejemplificación de dos términos que son sinónimos.

Para poderlos entender dentro del contexto que da base al mismo resulta necesario que estos sean definidos conforme al diccionario de la Real Academia donde se define honor como una cualidad moral que lleva al cumplimiento de los deberes y el concepto honestidad el cual se deriva de honesto como el decoro, recato, probo.

Si se hace el ejercicio de disgregar estos dos pilares en cuanto a los valores atinentes a cada ser humano que habita la faz de la tierra se podrá tener una noción sobre la manera de actuar ante diversas situaciones a las que se enfrenten ya que podrá hacer un juicio correcto sobre la decisión a tomar y de la manera que actuará.

Recientemente se han visto casos de prominentes figuras del ámbito político como así también directivos de agencias del aparato gubernamental que con el propósito de acallar las voces que repudian sus actos emiten sus sórdidos argumentos pretendiendo con su perorata ganar alguna credibilidad. Unos por deferencia a una profunda e intensa amistad que lo une a alguien y otros específicamente por intereses creados sobre algo en particular intentan validar solapadamente su mezquina y acomodaticia visión sobre el honor y la honestidad.

Si bien es cierto que ambos conceptos se parecen es igualmente cierto que dentro de su contexto existe una marcada diferencia. El honor es la marca de agua que distingue a la persona que lo pone en práctica sin importar lo adversativo que pudiera ser el actuar con honestidad en momentos donde ambos se ponen a prueba. Es precisamente el actuar con honestidad ante los grandes retos así enfrentados lo que le permite ese claro raciocinio al decidir la manera como actuará.

La lealtad ante una amistad con alguien no debe ser óbice para escudarse y justificar alguna determinación incorrecta o un paso mal dado pues por el contrario, se puede ser un amigo genuino y sincero asumiendo con gallardía el tener que rechazar aquello que lo expone a la tentación de intervenir u obstruir cualquier propósito dirigido a corregir conductas tipificadas como delictivas.

No se cuestiona el apoyo emocional que un amigo leal brinde a quien así le profesa ese lazo sentimental, lo que si se cuestiona es que bajo el manto de esa lealtad pretenda insudar para socavar así los cimientos de la búsqueda de la verdad y de la sana administración de la justicia.

Es precisamente ahí donde radica el anteponer la honestidad o perder el decoro por el honor a la amistad o filiación con alguien pues se espera que en circunstancias tales la puesta en escena de los valores aprendidos sea el estandarte o la luz que brilla dentro del tenebroso túnel que en momentos dados se atraviesa en el discurrir por la vida.


Preparado por: Ángel Gaddiel Resto Adorno, adscrito a la Oficina de Reforma de la Policía de Puerto Rico

"Tu éxito o fracaso están subyugados a lo justo, objetivo e imparcial que seas con tus acciones".


Cuando quien escribe es un oficial de la Policía, la acentuación se puede convertir en un asunto muy delicado.




Dentro del conjunto de errores en los que podemos incurrir cuando escribimos está el de una acentuación defectuosa, sea por omisión del acento o por incorrección al marcarlo. Este tipo de falta le resta méritos al texto escrito y proyecta una imagen de ignorancia, incultura o de descuido de quien escribe. Toda vez que los acentos pueden estar asociados a los significados de las palabras, debemos realizar un esfuerzo por dominarlos para que las ideas que comunicamos por escrito ganen en claridad, precisión y rapidez; también para proyectar una mejor imagen profesional. Cuando quien escribe es un oficial de la Policía, la acentuación se puede convertir en un asunto muy delicado. Un informe con deficiencias de acentuación podría causarle serios inconvenientes con sus superiores y, en el peor de los caso, retrazar indebidamente el proceso judicial en alguna de sus etapas.


Lo siguiente puede ser un instrumento útil para el oficial de policía con verdaderos deseos de superar sus deficiencias con las reglas generales de acentuación. Se han incorporado las explicaciones generales sobre el tema, tiene la ventaja de que puede establecer su propio ritmo de trabajo y de que en el proceso de estudiarlo puede ir determinando las destrezas que no domina.

Dése la oportunidad de aprender.

Si en una comunicación a su superior escribe No investigue está expresando la deseabilidad de que su superior no realice la acción de investigar. Si en cambio, lo que usted escribe es No investigué, está reconociendo que usted no realizó la investigación. El acento ortográfico altera por completo el contenido de la oración.
 
PRUEBA DIANOSTICA


La siguiente prueba sobre acentuación le ayudará a determinar si necesita estudiar este módulo o si se puede pasar al próximo (sobre reglas especiales). Evalúe las siguientes palabras y marque los acentos cuando sea necesario.

1. compreder       11. constante      21. neumatico      31. baden             41. agresion
2. septimo            12. exhibir          22. cadaver         32. transito           42. arrestaron
3. facil                  13. fraude          23. alcohol           33. homicidio       43. excarcelar
4. occiso              14. subito           24. exagerado      34. agravada        44. mortifero
5. investigacion     15. averiguais     25. explosivo       35. embriaguez     45. obscenidad
6. practican          16. electrico       26. interseccion    36. vehiculo          46. rapido
7. guardia             17. brujula         27. indisciplina      37. corregir          47. escalamiento
8. batea                18. habil            28. kilometro        38. confiscacion   48. automovil
9. Cecilia              19. sufrir            29. exhumar         39. asfixia             49. ilegal
10. rigido              20. proteccion   30. desahucio       40. estadisticas     50. lesion
               
Antes de conocer y tratar de aplicar las reglas generales de acentuación, el estudiante deba demostrar que sabe cómo dividir las palabras en sílaba, que sabe identificar la sílaba con fuerza de pronunciación y que puede clasificar las palabras en agudas, llanas, esdrújulas y sobre esdrújulas

1. División silábica

Un paso importante hacia la acentuación es la división correcta de las palabras en sílabas. Como las palabras que deben ser divididas en sílabas están compuestas por vocales y consonantes, debemos saber qué hacer con las vocales, cuando están juntas (una al lado de la otra) y qué hacer, asimismo, con las consonantes. Trabajemos primeramente con el sistema vocálico.

1. Sistema vocálico (A, E, I, O, U).

Lo relevante del sistema vocálico, para la división silábica, son los llamados hiatos, diptongos y triptongos. La clasificación de las vocales en abiertas (A, E, O) y cerradas (I, U) puede facilitarnos la tarea. Cualquier combinación de dos vocales abiertas nos va producir un hiato. Cualquier combinación de dos vocales cerradas nos produce un diptongo. La combinación de una vocal abierta y una cerrada o de una cerrada y una abierta va a producir lo mismo un hiato que un diptongo. Hay situaciones especiales en las que se combinan tres vocales, abiertas y cerradas, para producir un triptongo, Veamos.

a. El hiato no es otra cosa que la separación de dos vocales para que formen sílabas distintas. Siempre que en una palabra dos vocales abiertas (A, E, O), una al lado de la otra, debe separarlas en sílabas.

tra-e               le-e            co-a               ca-os
ve-a               fe-o           Te-o               Bá-ez

Los hiatos se pueden formar, también, con una vocal abierta (A, E, O) y una cerrada (I, U), tónica (con fuerza de pronunciación). La posición de la vocal cerrada (antes o después) no importa.

rí-o               lí-o             pa-ís               dú-o
le-í               ví-a             grú-a               mí-a

Observe que en todos los ejemplos la vocal cerrada tiene acento ortográfico marcado.

Subraye los hiatos en las siguientes palabras:

porteador         policía          traería             teórico           autonomía              guardia

Si subrayó las combinaciones au, de autonomía, y ua, ia de guardia, ha cometido error y debe reflexionar sobre la definición de los hiatos formados por vocales abierta y cerrada tónica. En ninguno de estos casos las vocales (u, i) son tónicas, razón por la cual no están formando hiatos, sino diptongos.

b. El diptongo es la unión de dos vocales para formar una sílaba. Siempre que usted vea dos vocales cerradas contiguas (una al lado de la otra) en una palabra, deberá mantenerlas unidas en la misma sílaba.

fui-mos             viu-da                  ciu-dad            rui-do

Los diptongos se pueden formar, además, con una vocal abierta (A, E, O) y una cerrada (I, U) átona (sin fuerza de pronunciación).

dia-rio             vio-len-cia                pri-sión              juez

Subraye los diptongos en las siguientes palabras:

juicio              ciudadanía            investigación         despacio           Aurora

ahuyentar        bahía                   averiguáis

Si marcó como diptongo la combinación ía en las palabras ciudadanía y bahía, ha incurrido en error, pues se trata de hiatos. Si hizo marca en averiguáis, también incurrió en error, pues la combinación uái forma triptongo. Observe las palabras ahuyentar y bahía. En ambos casos la letra h está entre vocales, pero no obstaculiza (no impide) la formación del diptongo ahu.

En la palabra bahía hay un doble hiato, a-hí, ía: ba-hí-a. Recuerde que la combinación de una vocal abierta con una cerrada lo mismo puede producir un hiato que un diptongo; cuando la vocal cerrada es tónica (tiene fuerza de pronunciación) se le marca acento ortográfico y se separa de la abierta para formar sílabas distintas (se produce un hiato). Si la vocal es átona (no tiene fuerza de pronunciación), entonces se mantiene unida en sílaba con la abierta (hay diptongo).

c. Nos queda explicar el triptongo para terminar con el sistema vocálico. Se trata de la unión de tres vocales para formar una sílaba. Pero siempre que encontramos la unión de tres vocales juntas en una palabra, una al lado de la otra, las vamos a clasificar como triptongo. En la palabra arrestaríais las tres vocales finales no forman triptongo sino un hiato ía y un diptongo ai. Para que ocurra el triptongo la vocal que está en el centro tiene que ser abierta y tónica mientras que las de los lados deben ser cerradas y átonas. Por eso en averiguáis sí hay triptongo.

Triptongo (T) = vocal cerrada átona (vca) + vocal abierta tónica (vat) + vocal cerrada átona (vca). T = vca + vat + vca.

buey            Paraguay            cambiéis             ¡guau!

Observe que la letra y se evalúa como vocal cunado se pronuncia como i.

Subraye los triptongos en las palabras siguientes:

Averiguáis            investigaríais             Camaguey              aliviáis

Guayra                juey                          investiguéis

En la palabra investigaríais no hay triptongo sino un hiato ía y un diptongo ai. En investiguéis tampoco hay triptongo porque la vocal u de la última sílaba no se pronuncia; lo que hay es diptongo ei.

Evalúe las siguientes palabras. Subraye e identifique las combinaciones de vocales que forman hiato (H), diptongo (D), o triptongo (T).

Ejemplos:           trae            bueno             juey
                           H                 D                  T

1. aéreo                                                                            6. poesía

2. guardería                                                                      7. Academia

3. Uruguay                                                                       8. violencia

4. triunfaréis                                                                     9. teoría

5. biología                                                                       10. euforia


2. Sistema consonántico: cuatro reglas.


Es muy posible que sus dificultades al dividir palabras en sílabas no sean con los hiatos, los diptongos o los triptongos, sino qué hacer con las consonantes cuando están entre vocales, ya sea solas o en grupos. Las reglas son sencillas y fáciles de recordar.

Primera Regla:                v-cv          A-MO

Cuando hay una consonante entre dos vocales ésta forma sílaba con la vocal que está después.

Observe la palabra POLICÍA. Tiene tres consonantes (P, L, C), pero sólo dos podrían ofrecerle dificultad para agruparlas en sílabas. La P no ofrece problema porque, como una consonante sola no puede formar sílaba, tiene una sola posibilidad: formar sílaba con la o. Como la L y la C están entre vocales (OLI, ICI) podría surgir la duda sobre con cuál vocal van a formar sílabas. La regla señala que en estos caso la consonante forma sílaba con la vocal que está después. (LI, CI). Es decir, la palabra se divide PO-LI-CI-A. Recuerde bien esta regla: Una consonante entre dos vocales forma sílaba con la posterior: v-cv.

Divida en sílabas las palabras siguientes:

Velocidad                  jurídico                 homicidio              premeditado

automóvil                   neumático             necesario

Si cometió errores, revise cuidadosamente la explicación para diptongos o la primera regla consonántica.

Segunda Regla:             vc-cv              AN-TE

Cuando hay dos consonantes entre dos vocales las separamos en sílabas distintas: AN-TE.

Cuando dos consonantes entre dos vocales las separamos en sílabas distintas: AN-TE. Simplificamos la representación de esta regla de esta forma: vc-cv.

Observe la palabra JUSTAMENTE. Tiene seis consonantes (J, S, T, M, N, T). La primera (J) no se presta a confusión porque, como ya hemos dicho, una consonante necesita de una vocal para formar sílaba y en ese caso sólo hay una posibilidad: la U. Así que las dudas, al querer dividir esta palabra, puede estar en determinar cómo se agrupan en sílabas las restantes cinco consonantes.

El problema de la M quedó resuelto con la primera regla: una consonante entre dos vocales forma sílaba con la vocal que está después. Es decir, la M forma sílaba con la E: JUSTA-MENTE. Nos queda por resolver cómo forman Sílaba las consonantes ST y NT. A estos dos grupos consonánticos debamos aplicarle la segunda regla: dos consonantes entre dos vocales, se separan para formar sílabas distintas US-TA, EN-TE


JUS-TA-MEN-TE

Divida en sílabas las palabras siguientes:


agente              persecución              vigilancia              atacante             enjuiciar

jurisdicción      testimonio                 atraco

Si cometió errores vuelva a repasar las reglas 1 y 2 hasta que las domine. Si usted confrontó problemas con la palabra a-tra-co debe saber lo siguiente: hay un grupo de consonantes, a las que llamamos grupo binario, que son indivisibles y constituyen excepción a la regla 2. Los grupos cl, cr, bl, br, fl, fr, gl, gr, pl, pr, tr, ch, ll y rr funcionan como si fueran una consonante (primera regla).

o-bra          o-tra          a-gro         e-cha         pe-rro       ca-lle        a-fro      ri-fle        o-cre        pa-tru-lla

 
Tercera Regla:         vcc-cv         I N S -T A N -T E


Cuando hay tres consonantes entre dos vocales, las primeras dos se separan de la tercera para formar sílabas distintas.

Observe la palabra C O N S T A N T E. Tiene tres consonantes seguidas entre O y A. Para las restantes NT ya tiene explicación en la regla 2. Ante situaciones como ésta, separas las primeras dos (NS) de la tercera (T) para que foermen sílabas distintas: ONS-TA

CONS-TAN-TE

Divida en sílabas las palabras siguientes:

Esclavitud           obsceno                escrúpulos             instar

transporte           inspector               obstante                conspirar

No olvide que cl y cr pertenecen al grupo binario, que funcionan como si fueran una sola consonante. Evalúe los errores cometidos y trate de determinar porqué los cometió. Trate de razonar las reglas ya discutidas.

Cuarta Regla:              vcc-ccv            INS-TRUIR

Cuando hay cuatro consonantes juntas en una palabra, las primeras dos forman sílaba con la vocal que las antecede y las otras dos con la vocal posterior.

Observe la palabra C O N S T R U C C I Ó N. La mayor dificultad puede estar en las cuatro consonantes entre la O y la U. En estos casos, las primeras dos consonantes (NS) forman sílaba con la vocal que está antes (O), mientras que las últimas dos (TR) forman sílaba con la vocal que está después (U). A la última parte de la palabra se le aplica la segunda regla (vc-cv). CONS-TRUC-CIÓN

Divida en sílabas las palabras siguientes:

obstrucción           abstracto             instrucción          inscribir              instrumento           abstraído


3. Identificación de la sílaba tónica y clasificación de las palabras, según ésta, en agudas, llanas, esdrújulas y sobresdrújulas.


Ya domina la división silábica de las palabras. Ha completado un paso muy importante hacia la acentuación. El próximo paso es identificar cuál es la sílaba tónica en cada palabra. La lectura constante y la familiaridad con las palabras es lo que realmente permite identificar la sílaba con fuerza de pronunciación. Sin embargo hay dos ejercicios que pueden ayudar al estudiante con dificultades en este aspecto.

1. Coloque firmemente el dorso de su mano abierta bajo su quijada y presione hacia arriba mientras pronuncia la palabra: la sílaba en la que más presión ejerza la quijada sobre la mano, esa es la sílaba tónica: EX - PLÍ - CA – LO.

2. El otro ejercicio que puede hacer es escribir la palabra en sílabas e ir desplazando el acento desde la última sílaba hasta la primer; descubrirá que hay pronunciaciones que no son lógicas, pero hay una sílaba (la tónica) que permite la lectura con sentido lógico.

ES-TU-DIA                ES-TU-DIA                 ES-TU-DIA

Lo correcto es ES-TU-DIA.